Beneficios sociales

Reciclabilidad

bannerrecicladoesp

El cobre es uno de los pocos materiales que se pueden reciclar varias veces sin pérdida de rendimiento, ayudando a preservar valiosos recursos naturales, con ahorro de energía y reducción de emisiones de CO2. Los procesos de reciclaje actuales son eficaces y la innovación en este sector es constante, lo que facilita su recuperación al final de la vida útil.

Disponibilidad

¿Cuál es la cantidad de cobre en el mundo? Ciertamente mucha. Sobre la base de los conocimientos actuales sobre la disponibilidad geológica y la continua innovación en la industria, hay buenas razones para creer que el cobre continuará siendo una contribución esencial y positiva para la sociedad en el futuro. El metal se puede encontrar en la superficie de la tierra, los océanos, ríos y lagos. Es un elemento esencial en la vida de las personas, animales y plantas.

De acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, 2013), el monto actual de las reservas de cobre es de 680 millones de toneladas y los recursos de cobre se estiman en más de 3 mil millones de toneladas. Esta última cifra no tiene en cuenta la gran cantidad de depósitos de cobre que se encuentra en aguas profundas y sulfuros masivos submarinos. Las oportunidades para la explotación actual y futura darán lugar a un aumento tanto en las reservas como en los recursos conocidos. De los cerca de mil proyectos de cobre destinados a la explotación futura, alrededor de un centenar ya están en construcción (INTIERRA, 2011).

También es importante tener en cuenta que el cobre está presente de forma natural en la corteza terrestre en una concentración de 67 partes por millón (ppm). Por lo tanto, la cantidad total de los depósitos de cobre por encima de 3,3 km (límite probable de la minería en el futuro) se estima en 300 mil millones de toneladas (Kesler 2008).

Reservas

Desde el año 2000 fueron extraídos 180 millones de toneladas de cobre y, durante este período, las reservas conocidas se incrementaron en 290 millones de toneladas. Como resultado, las reservas/índices de producción aumentaron entre 26 y 39 años. Desde 1950 existen en promedio alrededor de 40 años de reservas de cobre y más de 200 años de los recursos restantes (según los datos del USGS). Esto refleja los límites de tiempo, los avances tecnológicos y el desarrollo económico de la minería.

El cobre en uso

Con base en los inventarios de cobre a nivel mundial y en el modelo de flujos (desarrollado recientemente por el Instituto Fraunhofer), se estima que dos tercios de los 550 millones de toneladas de cobre producidas desde 1900 están todavía en uso productivo (GLÖSER, 2013).

Alrededor del 70% del cobre se utiliza para aplicaciones eléctricas y el 30% para otras aplicaciones; 55% del cobre se utiliza en construcciones, 15% en infraestructura, 10% en la industria, 10% en transporte y 10% en la fabricación de equipos.

Reciclaje

La tecnología tiene un papel clave en el tratamiento de muchos de los desafíos que enfrenta la nueva producción de cobre. La innovación liderada por la industria del cobre va a:

  • Aumentar el índice de éxito en la explotación profunda y otras áreas más difíciles;
  • Crear condiciones más seguras para operar en ambientes extremos;
  • Reducir el consumo de energía y de agua;
  • Aumentar los índices de recuperación en la usina para permitir que los productores procesen minerales más complejos.

Estas y otras innovaciones aún desconocidas van a garantizar que la producción de nuevas minas continúe proporcionando los suministros vitales de cobre. Además, el reciclamiento de cobre juega un papel importante en la disponibilidad del metal.

Veja também

Sustentabilidad

Este trabajo sobre el cobre y las contribuciones de la industria del cobre al desarrollo sostenible se ha

Sepa más

Esencialidad

No se puede imaginar la vida sin cobre. Elemento innovador, que contribuye a la mejora de la calidad de vida,

Sepa más