Destacado Home

SERVIU, Chilquinta Energía y PROCOBRE inauguraron Proyecto Piloto para normalizar suministro eléctrico de viviendas en situación de campamento en la Región de Valparaíso

  • En esta etapa inicial fueron beneficiadas algunas viviendas del Campamento Río Backer de Quilpué, que no contaban con suministro regular.

El pasado miércoles 21 de junio, se dio el inicio oficial a la alianza conjunta entre SERVIU, Chilquinta Energía y Procobre, iniciativa que busca la normalización de las instalaciones eléctricas interiores e instalación de empalmes en campamentos de la Región de Valparaíso, siendo beneficiadas, en esta primera instancia de Proyecto Piloto, algunas viviendas del campamento Backer de Quilpué, que no contaban con electricidad.

Esta actividad se realizó en el marco del trabajo realizado por Chilquinta, en conjunto con PROCOBRE, para normalizar el suministro eléctrico en zonas vulnerables de la comunidad, ubicadas en terrenos SERVIU, especialmente en la Región de Valparaíso, que, según el catastro de campamentos de TECHO-Chile, concentra la mayor cantidad de campamentos con 10.037 familias concentradas en 162 emplazamientos. Fue la oportunidad para difundir además la necesidad de contar con instalaciones eléctricas interiores de los hogares seguras y promover conceptos como eficiencia energética y consumo responsable, tanto en los clientes como en las de potenciales clientes.

El plan contempla el diagnóstico, revisión y normalización de las instalaciones eléctricas interiores, emisión del certificado TE1, la construcción y conexión de empalmes, lo cual permite que las familias cuenten con suministro de energía acorde a las normativas que establece la SEC, lo que implica una ostensible mejora en la calidad de vida de las personas.

Pablo Romero, jefe de hogar beneficiado por la iniciativa, comentó que “este es un anhelo esperado por mucho tiempo. Del tiempo que llevamos viviendo acá, habíamos tratado de regularizar el sistema eléctrico, pero no se había podido por no tener los títulos de dominio de los terrenos. Hoy este plazo se culmina con la instalación ya definitiva de la luz acá en el domicilio”.

En tanto, la señora Luisa Cataldo, también favorecida en esta oportunidad, señaló que “estoy muy contenta. Gracias a Chilquinta por los proyectos que se están haciendo ahora, sobre todo aquí que necesitamos de ellos. Vamos a estar más tranquilos ahora que vivimos en una casa segur. Antes, con las malas instalaciones se me quemaron varios artefactos eléctricos y ahora ya es otra forma de vida”.

Carlos Contador, director regional de SERVIU, expresó que “dentro del proceso de ir consolidando un campamento para que deje de serlo y se transforme en un barrio, parte importante son las obras de urbanización. Dentro de ellas, está el tema vinculado a la energía eléctrica para dotar a las viviendas de ella de manera coherente, legal y técnicamente apropiada. Este es el inicio de una muy buena noticia para las familias, porque este convenio con Chilquinta no sólo les da tranquilidad respecto a la seguridad de las instalaciones, sino que el riesgo es mínimo y este es un proceso de normalización de vida de todas estas familias”.

A su vez, Marcos Sepúlveda, director del Centro Chileno de Promoción del Cobre, (PROCOBRE), agregó que “tenemos especial interés en ser una ayuda para la sociedad y en este contexto, en Latinoamérica se han detectado graves problemas en lo relacionado con las instalaciones eléctricas. Hace más de cinco años tenemos el Programa Casa Segura, con el objetivo es crear conciencia de la necesidad de preocuparse de la calidad de las instalaciones eléctricas para detectar los posibles riesgos y corregirlos, además de ahorrar y tener un consumo más eficiente”.

Por su parte, Francisco Karmy, subgerente comercial de Chilquinta Energía, explicó que “Chilquinta Energía tomó la iniciativa junto a PROCOBRE y SERVIU de ver la forma para que personas vulnerables, que actualmente no son clientes regulares de la Compañía, puedan contar con un suministro eléctrico seguro y confiable. Hay un acuerdo marco con SERVIU, que nos permite instalar redes de distribución eléctrica, con una inversión de nuestra Compañía, en campamentos emplazados en sus terrenos. El alcance de este acuerdo consiste también en hacer charlas de capacitación en eficiencia energética, uso responsable de la energía y seguridad en instalaciones eléctricas interiores, a más de mil personas en situación de campamentos de la zona de concesión de Chilquinta Energía”.

En este sentido, Chilquinta Energía informó que se encuentra trabajando actualmente en 30 territorios, con el objetivo de regularizar el suministro eléctrico a más de 500 familias durante 2017, considerando que más de 6.000 representantes de ellas no cuentan con suministro regular en la Región de Valparaíso, lo que significa más del 50% del total.

Revisa el video de esta instancia, aquí: